Una de las mejores partes de trabajar remoto es la flexibilidad que provee. Tal vez el beneficio más obvio de trabajar remotamente para el empleado o empleador es que puedes trabajar en una forma que se adapte a ti. Muy pocos trabajos con requerimientos presenciales son flexibles con dónde, cuándo y cómo trabajar a tu manera.

Esta es una espada de doble filo, sin embargo. Mientras más flexible tu calendario, más diligente tienes que ser para poder encontrar tu propia estructura y establecer límites para ti cuando los necesites.

El trabajo remoto viene con muchas cosas que tener en cuenta cuando diseñas tu calendario diario, yendo desde cómo trabajas, pasando por tus responsabilidades, colegas y aquellos en casa, hasta donde estás geográficamente. Sin lugar a dudas, encontrar el balance correcto que pueda funcionar mejor para ti puede ser un poco complicado.

Toptal remote work Para muchos trabajadores remotos, la libertad que viene con un rol fuera del lugar de trabajo es parte de lo que nos atrae a ello. Amamos la oportunidad de diseñar nuestros propios calendarios de trabajo. ¿Pero cómo saber qué nos conviene?

¿A qué hora trabajas mejor?

Dependiendo de tu reloj interno, podrías trabajar bien a las 2am, 6pm, o 9am. Podrías tener una energía natural temprano por la tarde (muchos de nosotros la tenemos), o podrías encontrar tus tanques energéticos después de cenar (como yo).

El reloj interno de todos es diferente, pero mucho de nosotros nos encacillamos en tres categorías, conocidas como cronotipos:

  • Alondras matutinos: También conocidos como madrugadores, estas personas prefieren levantarse temprano e ir a dormir temprano. New Scientist reporta que el 10% de las personas caen en esta categoría.

  • Búhos nocturnos: En el otro extremo, estas personas gustan de levantarse tarde e ir a dormir tarde, por lo general después de medianoche. Alrededor de 20% de nosotros somos búhos nocturnos.

  • En el medio: El resto de nosotros (la gran mayoría) encajan en el medio de estos dos extremos del espectro.

El día de una alondra matutina, por ejemplo, podría verse algo así:

Trabajando remotamente

Los búhos nocturnos experimentarán un día similar, sólo que sería unas horas después.

Si eres un búho nocturno intentando caer en un horario laboral de 9 a 5, seguramente atravesarás una etapa difícil. Por otro lado, a las alondras matutinas les cuesta quedarse despiertas hasta tarde y no serán tan productivas si se les requiere trabajar a la noche.

Entender cómo funciona tu reloj interno te ayudará a encontrar los momentos más productivos, los momentos más bajos de energía durante el día, y las mejores horas para dormir. Si eres una alondra matutina, querrás dejar a un lado tus horas de la mañana para trabajar concentrada e ininterrumpidamente. Los búhos nocturnos probablemente querrán hacer lo mismos con horas cerca del final del día.

Podrías no encajar en los extremos de esta escala, pero incluso descubrir que estás concentrado y alerta más cerca del mediodía que enseguida a las 9am cuando comienzas a trabajar puede ser perspicaz. Podrías querer comenzar tu día de trabajo más tarde y terminar de igual forma para tomar ventaja de tu máximo natural, o comenzar con tareas que requieren poca energía para ponerse al día con reuniones y emails antes de empezar tu trabajo más importante antes del almuerzo.

¿Dónde trabajas mejor?

Cuando todo lo que necesitas es ser productivo y una buena conexión a internet, puedes encontrar muchos lugares para trabajar. Inclusive puedes trabajar de forma eficiente en un parque con internet móvil. No hay mucha gente que conozca que trabajen en una oficina y regularmente se tomen tiempo para trabajar en un parque por la tarde.

Trabajar remotamente te da la libertad de poder encontrar un espacio que se amolde a ti o poder moverte de un lugar a otro a lo largo del día si eso es lo que te gusta (Joel Runyon lo llama Estación de Trabajo Pochoclera, y promete productividad incrementada). Si tienes suerte para poder tener un espacio en un co-working on en una buena cafetería con WiFi cerca, puedes disfrutar de los beneficios de trabajar cerca de otras personas. O si prefieres paz y calma, podrías alquilar una oficina (oficinas compartidas están disponibles en casi todos lados hoy por hoy), o ponerte un espacio de trabajo en casa.

Si te gusta trabajar con herramientas particulares, como otro monitor, tu propio sistema de sonido, una silla cómoda, o un teclado particular, puedes poner el mejor espacio de trabajo en tu propia oficina sin tener que preocuparte por afectar a otras personas. O, si prefieres moverte con apenas poco más que una laptop y unos auriculares, puedes disfrutar del estilo de vida nómade para trabajar y cambiar de espacio de todos los días.

¿Cómo trabajas mejor?

Aunque muchos de nosotros caemos en la categoría media de la escala de introvertido-extrovertido, aquellos de nosotros que vamos más hacia un lado o el otro sentimos esta diferencia intensamente en nuestro espacio de trabajo.

Si eres bastante introvertido, estar alrededor de otras personas te quita energía, y necesitarás tiempo solo para recargarte, ya que trabajar en una oficina abierta ruidosa puede ser terrible para el bienestar de y productividad de un introvertido.

Por otro lado, extrovertidos ganan energía estando alrededor de otras personas, y suelen sentirse agotados si pasan mucho tiempo solos. Trabajar desde casa sin interacción interpersonal podría hacer que un extrovertido se vuelva loco con frustración y aburrimiento. (Google Hangouts puede ayudar con esto, pero no hay nada como la misma interacción con otras personas dentro del mismo espacio).

Entender dónde encajas en esta escala puede hacer una gran diferencia en qué tan bien puedes armar tu espacio de trabajo y calendario. Por ejemplo, un introvertido querrá intentar un calendario de reuniones o llamadas por períodos con baja energía en el día, o al final del día cuando no hay mucho trabajo de alta intensidad por hacer. Para un extrovertido, empezar el día con llamadas y reuniones podría ser una gran forma de incrementar su energía y ayudarlos a ser mucho más productivos el resto del día.

Si no estás seguro dónde estarás en la escala introvertido-extrovertido, intenta tomar este test para tener una idea en dónde estás. Puedes luego usar esta información para guiarte en perfeccionar un calendario que se acomode a tus requerimientos energéticos de la mejor forma.

¿Cómo trabaja tu equipo remoto?

Así trabajes en un equipo o independientemente, habrá momentos donde necesitarás coordinar con otras personas. Aunque el trabajo remoto te da libertad de poder diseñar un calendario que se adapte a tus necesidades, también tendrás que tener en cuenta los horarios de otras personas con las que debas interactuar.

Cuando tu equipo está distribuido alrededor del mundo, esto también significa tener en cuenta husos horarios. Una buena forma de lidiar con esto es encontrar un buen horario en tu calendario que se sobreponga con colegas remotos que generalmente funcione bien para todos los involucrados.

Por ejemplo, querrás tener en cuenta que un colega está usualmente disponible para hablar contigo entre las 10am y el mediodía en tu zona horaria, y un segundo colega está usualmente disponible entre las 4 y 5pm de tu zona horaria. Podrías entonces intentar organizar tus reuniones con ellos de la mejor forma posible.

La flexibilidad de trabajar remotamente puede significar que estarás libre de poder cambiar tus horas laborales cuando lo necesites, así sea para poder ayudar a un amigo a mudarse, crear una cita en horas de trabajo, o pasar tiempo con tu familia. Aunque amo esta diferencia comparación de tener horarios fijos de oficina donde debes estar físicamente presente, sé que esto puede hacer las cosas un poco más difíciles para tus colegas, quienes no siempre pueden asumir que estás disponible.

Por esta razón tengo un período de tiempo – incluso si son sólo un par de horas – donde usualmente estás disponible, y dejar que tus compañeros sepan esto puede ser una buena forma de balancear tu calendario y compromiso con el equipo. Como con muchas cosas, la comunicación es clave.

Por supuesto, la tecnología puede ayudar también. Me gusta usar una menubar app en Mac llamada Clocks para llevar cuenta de todos los husos horarios con los que normalmente interactúo. En Buffer, uno de sus desarrolladores creó una herramienta interna para mostrar qué miembros del equipo están en qué zona horaria, y cuál es su hora local para hacer incluso más fácil hacer un seguimiento de todos los involucrados.

Trabaja remotamente

Tu vida personal y estilo de vida

Hay algo muy especial sobre cómo la flexibilidad de trabajar remotamente afecta tu vida hogareña. Si lo manejas bien, puedes poner más tiempo enfocado en tu familia y amigos, estar ahí para los momentos más importantes de sus vidas, y encontrar una forma de que tu trabajo te respalde el resto de tu vida, en vez de alejarte de ella.

Otra gran ventaja de trabajar remotamente es cómo puedes mantenerte financieramente mientras trabajas. Si quieres ver más del mundo, trabajar mientras viajas es una gran forma de hacerlo. Cuando trabajas remotamente puedes hacer que el trabajo se adapte a tu calendario para así poder visitar lugares que quieres visitar y aprovechar al máximo tu experiencia de viaje mientras mantienes el compromiso con tu equipo.

El CEO de Buffer, Joel Gascoigne escribió sobre si experiencia de trabajar y viajar recientemente. Luego de visitar 11 ciudades en 3 meses, Joel decidió que un ritmo más lento encajaría mejor con su estilo de vida.

Estar en un nuevo lugar significa ajustarse a muchas cosas nuevas, incluso algo tan simple como comprar víveres y encontrar lugares para comer. Todo toma un poco más de tiempo de lo que te has acostumbrado en un lugar donde has tenido meses o años para sentirte familiarizado y cómodo, y puede ser un poco frustrante si no lo anticipas.

Joel ahora pasa períodos más largos de tiempo en cada lugar que visita para poder construir amistades más fuertes alrededor del mundo, ver más de cada lugar al cual viaja, y mantener un flujo de trabajo más productivo.

Desde que elegí ajustar a trabajar de forma más lenta (más de eso a continuación) y quedarme en Hawaii por 4 o 5 meses, he podido posiblemente llegar a mi mejor flujo de trabajo en años, ambos en términos laborales en cuanto a mi trabajo en Buffer y mis objetivos de fitness.

El co-fundador de Toptal, Breanden Beneschott aborda de forma similar el estilo de viaje más lento de Joel. A Breanden le gusta quedarse aproximadamente 3 meses en cada nuevo lugar que visita por razones parecidas a las de Joel: para experimentar de forma más completa la cultura del lugar, poder conocer gente en cada sitio, y poder hacer más entre viaje y viaje:

Viajar intensamente a 9 países en 3 semanas es para estudiantes en vacaciones. Tienes que poder dejar de viajar y enfocarte en trabajar.

Breanden también apunta a que estadías más largas son mejores para tu bolsillo, porque puedes por lo general encontrar una mejor oferta para estadías de término medio en un departamento o por el préstamento de un vehículo.

Hacerlo funcionar para ti

El balance es la gran clave para tener tu calendario de trabajo en óptimas condiciones. Tomar en cuenta todas las cosas que hemos dicho en este artículo – y balancearlas unas con otras – es difícil, así que sugiero concentrarse en un área a la vez hasta que encuentres qué funciona para ti y qué no.

El hecho de que no hay una simple “respuesta correcta” en términos de un calendario de trabajo remoto significa que tendrás la oportunidad de adaptarlo a algo que te ayude a exprimir el jugo a tu vida y al mismo tiempo ser productivo y apoyar a tus colegas de forma efectiva.

Hiring? Meet the Top 10 Remote Developers for Hire in November 2017
Don't miss out.
Get the latest updates first.
No spam. Just great engineering posts.
Don't miss out.
Get the latest updates first.
Thank you for subscribing!
Check your inbox to confirm subscription. You'll start receiving posts after you confirm.

Comments

comments powered by Disqus